De Compras en Santiago, PT I: Librería

Hace mil que no actualizo este blog que quiero tanto. Lectoras fieles como Tsuki me lo han hecho notar, y con razón. Lo peor de todo es que tengo muchas ideas, y muchas de ellas en borrador acá mismo (todavía peor!) y sin terminar. Como dirían en Estados Unidos, a half assed job.

Entonces decidí terminar y sacar las cosas que tengo en draft hace tanto, y que no me parece que sean tan poco pertinentes. Ojalá que para ustedes esto pueda revestir algún interés todavía…

Aclaración: acá hablo de librerías papelerías, no de librerías de libros. Si algo no conviene comprar en Chile, esos son los libros. Desconozco los motivos, pero son carísimos…y eso que en nuestro país ya salen una barbaridad.

Ahora, a hacer un poco de memoria: Luci me había pasado mil recomendaciones, y como ella estudia diseño gráfico, no hay persona más apta para recomendar librerias. Según recuerdo, me dijo de una llamada Boykot (no me pidan la ubicación, no recuerdo) y otra medio anónima adentro de la Universidad ¿de Chile? ¿Católica de Chile? Bueno, eso.

Yo quería resaltadores grises, y los conseguí! Son japoneses, vienen de todos los colores, Y TIENEN OLOR! Bah, aroma, porque olor suena a desagradable. Los grises huelen a caramelo…ay, los amo. En la otra punta tienen una microfibra negra, que no se corre cuando le pasás el resaltador arriba. Seguro que les sonarán a caros, pero realmente no lo eran. Y para completar la perfección, la tapita gris tiene como glitter suspendido.
En la librería de la U compré una microfibra hermosa y este marcador tipo pincel. El marcador también se puede pasar por arriba de microfibra y no corre, y también sirve para resaltar apuntes.

Hice una pequeña prueba de los trazos en papel, y les juro que mi letra no es tan fea pero me acaba de pasar algo y me tiemblan las manos. Que nadie se preocupe, no es nada grave y en definitiva todo tiene solución.

Último elemento, la croquera. Perdón los hermanos chilenos, pero a veces me causan mucha gracia vuestros términos. Supongo que viene de croquis, ya que esta libretota es re de arquitecto y tiene las hojas blancas (como debe ser) y gruesas. Creo que al cambio me costó 26 pesos o algo así, no traje mil porque no me gusta acumular y necesitaba la plata para otras cosas. El marcador y la microfibra me salieron re baratos también, los precios de esta librería de la U son muy recomendables.

Ah, el detalle del sticker en la “croqueta”! Yo ando despegando stickers de las calles, los amo con locura, de hecho tengo un tag dentro de street art sobre stickers. En Santiago había una cantidad impresionante, y de este holográfico me encontré como tres. Los viajes son una gran oportunidad para encontrar stickers, pero cada ciudad con población superior a 100.000 habitantes tiene alguno escondido en sus calles.

Ojalá que pronto pueda volver a Santiago.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s